Historia del acordeón


a sinistra: Tcheng o Scheng (Cina) a destra: Khen (Laos)

El antepasado del acordeón fue el "tcheng", un antiquísimo instrumento chino risalente hasta a hace 4500 años, sobrevivido en los milenios, una copia es custodiada en el museo de Castelfidardo.
Fue el "tcheng" a utilizar por primero la lengüeta libre, principio sobre el que se basa también el acordeón, que explota la lengüeta oscilante y sonora, una lengüeta de metal especial que vibra y sonoriza, por flujo de aire provisto por el "corazón" del instrumento:  los fuelles.
La concertina del Wheatstone y el accordeon del Demian atrajeron enseguida la curiosidad y el interés popular pero, sobre todo, el interés de aquellos preciosos y extraños tipos de hombres que no se sabe cómo definir si no como "introductorios de dedos sobre cada caja cerrada por derimerne los misterios y hambre luego cosa mejor, por cuyo se arguye que los dos instrumentos, ciertamente ocurridos en manos de ésos, fueron objeto de incógnitas refundiciones y de aquí la raíz de muchas versiones:en el año 1837 Mathieu Isoard suprime las terceras y los bastidores que acompañaron cada voz;  en el año 1840 aparecen los primeros rudimentarios organillos en Rusia;  en el año 1850 el Bonacina construye el "Mantesin."
Pero la fundamental refundición tuvo que ocurrir justo en Italia por una de aquellas fatalidades que da lugar, cuando quedan bien, a de los reales milagros.  En la primera mitad de las 800 Italia fue una entidad geográfica y política desmembrada en tanto pequeños estados a diferencia de otros países europeos que alcanzaron ya una sólida unidad territorial y política.

Justo en este período se tienen noticias ciertas sobre el instrumento musical "acordeón" en Italia, a pesar de las botaduras movimientos insurreccionales, estuvieron bajo el dominio de los Borbones en Sicilia y en el Napolitano, Piamonte fue gobernado por Saboya, rey de estirpe francés, el Lombardo Véneto estuvo bajo el dominio de los austríacos y casi toda la Italia central, con el Estado Pontificio, bajo la dominación temporal del Papa, el que se valió protección militar justo de las dos grandes potencias continentales, es decir de Francia y de Austria.
Este para demostrar que, a pesar del pueblo italiano hundiera sus raíces en un único humus cultural, sus empleos y su cultura fueran influenciados en las botaduras lugares por los que ejercieron en aquel período el poder político.

A Castelfidardo, en el año 1860, la derrota del ejército pontificio a obra de las tropas piamontesas, señaló una meta fundamental en la unificación italiana con la anexión de los territorios de las Marcas y Umbría al Reino itálico y también con el nacer de nuevos ideales y nuevas perspectivas por muchas poblaciones hasta a entonces sometidas al dominio de potencias extranjeras.
 Y fue justo el territorio de las Marcas y Castelfidardo en particular, la cuna que vio nacer enseguida después de la anexión los primeros "organillos" o acordeones, un instrumento por otro lado conocido por alguien por las tropas francesas al servicio del Estado pontificio y luego perfeccionado y conformado con los gustos etno-musicales.

También el otro polo de la producción del acordeón italiano, es decir la ciudad de Stradella, fue creada por el "trentino" Dallapè, que a su vez quizás bien conoció los instrumentos populares de Austria y en particular el accordeon que fue patentado por el Demian. También hay que añadir que las poblaciones italianas, salidas por fin por una confusión histórico-política padecida por siglos, necesitaran "despachar" de un rimo de vida plato y sin estímulos para hacer por fin desatascar el sentido alegre de la vida. ¿Cuál mejor ayuda a esta evasión del sonido alegre, simple y descuidado emitido por un pequeño instrumento, fácil de usar, no embarazoso y por lo tanto fácilmente transportable capaz también de hacer de contraltare a la música culta y "cara" de elite?

Quizás la intuición del campesino Paolo Soprano ha nacido justo de la fiel lectura de los tiempos. Ciertamente, los organillos construidos por las botaduras a Giacomo Alumnos de Nocera Umbra (1850, o del recanatese Giovanni Cingolani (1856, o del triestino Lorenzo Ploner (1862, es pasado sólo a la historia como datos estadísticos y no como hecho económico de relevancia nacional. Lo Soprano en el año 1863 con intuición y previsión tiene efectivamente turbado el modus vivendi una parte del territorio marchigiano "inventando" del nada una industria que en breve habría subvertido la realidad económica puramente agrícola en una economía abierta al mundo.

Un papel decisivo por el desarrollo de la nueva actividad de lo Soprano, hábil tocador, y de su familia lo tuvo sin dudoso Loreto, un centro religioso lleno de mercancías, de culturas y de mucha gente procedente de Países por aquellos tiempos lejanos. Quizás justo a Loreto adquirió al instrumento austríaco o francés que le dio la posibilidad de cambiar para su vida y ciertamente la ciudad Mariana fue el punto de salida para hacer conocer y divulgar rápidamente su producto. La colaboración entre Paolo y sus hermanos muy poco duró. Ven los sorprendentes resultados de venta y en consideración de las solicitudes que ya provinieron de cada parte de Italia, el hermano Settimio abrió en el año 1872 un propio laboratorio imitando a Cesare Panetelas que en el' 65 inició su actividad en Remojada. En aquellos años en las Marcas y en el cercano Abruzzo fue un florecer de laboratorios, Santa Crucianelli en el año 1888, Giuseppe Janni de Giulianova en el año 1882,Pasquale Ficosecco a Loreto en el año 1889, Giovanni Chiusaroli a Recanati y a Raffaele Pistelli a Téramo en el año 1886, que produjeron esencialmente el producto más simple y caro:  el "du cuba" o diatónico a 2 bajos. En los mismos años otros se desarrollaron dos polos de producción, a Stradella en Lombardía y a Vercelli en Piamonte. Polos importantes sobre todo por la contribución esencial dada a la transformación del instrumento.

Mariano Dallapè, que, como dije fue de orígenes unos treinta, inició su actividad a Stradella en el año 1876 y en breve perfeccionó el accordeon a llano inventada por Buton a París en el año 1852.  La popularidad y el éxito del acordeón en Italia deberían ser en aquel período sencillamente clamoroso mucho que inducir el M° Giuseppe Verdes, que presidió la Comisión Ministerial por la reforma de los Conservatorios en el año 1871, a proponer el estudio del instrumento en los Conservatorios italianos. Señalé hace poco a la transformación y las innovaciones aportadas en este período al acordeón:  Mattia Berardi antes y la familia Ranco a Vercelli perfeccionaron el fisa "cromático", el artesano Rosario Spadaro de Catania depositó en el 1890 una patente de "fisa" a bajos sueltos, Pasquale Ficosecco a Loreto y sucesivamente en el laboratorio de Castelfidardo echó las bases por los instrumentos a "cassotto." Como a Stradella dónde algunos obreros dell' "armonichista" Dallapè una vez ciertos de haber aprendido perfectamente la profesión dejaron la empresa para meterse en justo (Hércules Bruja) Masones Renato, así a Castelfidardo algunos obreros hicieron la misma cosa (Busilacchio Giacomo Antonio) Dari Darío, Francesco Serenelli.El real despegue de la industria del acordeón a Castelfidardo se tiene al final de las 800; lo confirman sea los datos de la producción sea aquellos relativos al número de los empleados. Las cifras provistas por las investigaciones estadísticas de aquellos años son escasamente atendibles. Y' evidente en efecto que los 500 obreros de que habla al curador de la exposición marchigiana del año 1905 no son reunidos en "grandes establecimientos" aunque la iconografía de algunas empresas ilustran el contrario;  bastos pensar que en el censo industrial del año 1911 él ocupado en las empresas de Paolo y Settimio Soprano son respectivamente de 24 y 30 unidades laborales.

Y conocido pero que las 14 empresas oficiales utilizaron con gran flexibilidad el trabajo a domicilio de enteros núcleos familiares por mejor conformarse a las oscilaciones de la pregunta y para conseguir una notable competitividad. Hay en todo caso un dato cierto;  Paolo Soprani cuando echa el ancla "nada se hace a máquina, pero todo es ejecutado a mano por los obreros" produce en el año 1905, según el histórico Olivelli, bien 1200 armónico al mes.

La mayor parte de la producción es colocada sin duda en el territorio italiano en cuantos datos estadísticos oficiales sancionan que en el año 1907 sólo 690 ejemplares son exportados. ¿Por qué entonces en el año 1913 hay un enorme rebote en el export? (bien 14365 instrumentos salidos por el territorio italiano. La razón fundamental está en el papel determinante jugado por la emigración de valiosos artesanos, obreros y músicos que con su oscuro trabajo son exitosos a imponer el producto, cualitativamente y estéticamente mejor respecto a la competencia alemana, rusa, checoslovaca y francés en importantes mercados cuál los Estados Unidos, Canadá y sur América.

Americo Magliani, Enrico Guerrini, Pasquale Piatanesi, Francesco Serenelli, Adriano Martilleado, Paolo Guerrini y otros entre el año 1899 y el año 1905 han sido los primeros valentísimos pioneros de Castelfidardo a conquistar los mercados de más allá del océano. Algunos de su Enrico Guerrini y Colón Piatanesi, a San Francisco, Egisto Panetelas, a Nueva York, abrieron hasta reales talleres de producción reemplazando la anterior tienda destinada a la reparación de los instrumentos.
No sólo nuestros emigrados importaron y distribuyeron las "marcas" le producidas a Castelfidardo pero tuvieron la intuición de abrir escuelas de acordeón reclutando a valiosos enseñantes y músicos, los hermanos Deiro, Pietro Frosoni, Biaggio Quattrociocche etcétera) Fidardensi de gran experiencia también emigraron en países europeos;  un ejemplo por todos Nazzareno Piermaria que en el 1922 un laboratorio abrió hoy en rue de Charenton a París y a ancla los herederos son atados a la ciudad de origen.


FisarmonicaLe volvemos a Castelfidardo. Justo en aquellos años la fuerte solicitud del mercado extranjero empuja los Soprano a mecanizar la producción. Cesare Aislamientos, publicando un folleto conmemorativo con ocasión del quincuagésimo aniversario de la Batalla, recuerda "las maquinarias por la fabricación de las voces puesta en acción de la fuerza eléctrica. La mecanización permite de conseguir empinados provechos, elocuente a este propósito el gran complejo que Paolo Soprano quiso edificar al reparo el casco antiguo;  el edificio fue construido en los años 1907-1909, mientras la enorme fábrica, iniciada en los mismos años, no fue completada nunca.

Un primero timbre de alarma al incesante crecimiento de la industria del acordeón se tuvo en el año 1929 cuando el derrumbamiento del bolso estadounidense implicó nuestro sector.Das veinteseismil ejemplares exportados en el año 1926 se pasó a los diecisietemil del año 1932 con graves consecuencias sobre la ocupación. Fue el régimen autárquico del período fascista a echar una mano al renacimiento de la industria. Se difundió el instrumento como "inventado" en Italia, "jactancia de nuestra laboriosidad y delicia de nuestro pueblo", vuelta a ver "Varietas" Reseña Nacional de la autarquía1941, y justo en el' 41, Benito Mussolini estableció que una lotería primitiva de 1000 acordeones fueran asignadas a las botaduras departamentos de tropas ocupadas en el 2° conflicto mundial.

"En obediencia a las normas corporativas del Régimen, en el año 1937 ha surgido con sede a Ancona el Consorcio italiano entre los fabricantes de acordeones y Partos separados." La presidencia fue confiada de entonces a una figura carismática, Ángel Manaresi, más veces les delegadas al parlamento, subsecretario de estado y presidente del Club Alpino italiano, mientras a la vice presidencia Paolo Soprano fue nombrado (nieto del pionero del acordeón).
Desaforadamente el desmesurado conflicto bélico, 1940/1945, produjo, como efectos desoladores fue previsible en la producción del acordeón. Das 51000 trozos producidos en el año 1938 se pasa a los 10077 del año 1941 algo más de 500 a los en el1944.
El armisticio y el fin de la guerra hacen renacerle en la gente nuevas esperanzas y sobre todo la alegría de vivir.

También retoma el gusto del estar junto y de la diversión. Sólo a Castelfidardo entre el año 1946 y el año 1948 nacen bien 19 empresas por la producción del acordeón. La exportación da de los 57523 trozos del año 1947 a los 192058 del año 1953.  Y' el período del estampido del acordeón. El ciudadano marchigiana que cuenta en aquel período unos 9000 habitantes da sobre todo lavoro,solo en los fisarmoniche,a unos 10000 obreros procedentes de los centros colindantes de Loreto, Osimo, Recanati. Y' tiempo también de grandes fusiones. El glorioso Settimio Soprano se une al F.lli Scandalli de Camerano para crear el coloso "Farfisa", el Excelsior de Nueva York abre un establecimiento de producción a Castelfidardo.

Los nuevos empresarios, en consideración del hecho que la mayor parte del producto es vendida en los Estados Unidos, es recordar bien que casi todos los acordeones son construidos con el sistema a "llano", han registrado sus empresas con nombres sacados de las grandes casas cinematográficas americanas o de prestigiosos cines, Paramount Accordions-Universal Accordions-artistas Asociado-Metropolitan-MGM-Iris-Minerva-Astra. Una calle de Castelfidardo, hoy Marconi, es llamado "fuera" dólares porque en aquella calle han construido de entonces sus viviendas los industrali más en vista.

Otra crisis pero es al horizonte y esta vez no debidas a hechos económicos o bélicos. Los gustos musicales están cambiando. La música rítmica está sucediendo a aquella melódica. Elvis Presley con su Rock y su guitarra, los Beatles, los Rollins Stones etcétera son los ídolos de la nueva juventud. Muchos empresarios lugareños logran en poco tiempo reconvertir sus empresas en la producción de pianolas, guitarras u otros instrumentos musicales a la moda pero son desaforadamente las pequeñas empresas artesanas del acordeón a tener el menos, entre el año 1960 y el año 1963 se han averiguado bien 17 quiebras.

Y' inevitable que las nuevas tecnologías impliquen nuestro instrumento. En el 1962 una equipo técnica del Farfisa conducida por Gianfelice Fugazza,con la colaboración musical de Gervasio Marcosignori, introduce los primeros transistors en el acordeón. El "Cordovox" nace, un instrumento de las infinitas posibilidades que puede introducirse muy bien en la moda musical de los años 60.  Quizás para afrontar estos tiempos hicieron falta estrategias diferentes de parte de muchos entendidos, empresarios una vez más divididos, falta de puntos de referencia artística con músicos que se han dedicado más a la demostración del instrumento que no a crear "cultura", escaso peso dado a la llegada del medio televisivo cuál vehículo de imagen y propaganda, escuelas de acordeón echadas el ancla a viejos esquemas etcétera) pero, estoy seguro, mantenerse por casi 80 años sobre la cresta de la ola fue impensable.

Hoy, gracias a una recuperación cultural obrada de muchos (entrada del instrumento en algunos Conservatorios italianos) realización de acordeones sobre el estilo Bajan que algunos operadores producen con gran maestría, con una mayor atención a la literatura musical, con el abandono de la idea que el fisa es "no orquesto solista", con nuevos puntos de referencia artística - Richard Galliano y Marc Perrone en Francia, Gianni Muslo en Italia, Peter Suave en EE.UU. y muchos otros, se ha creado un nicho también comercial que tenemos que intentar valorizar a lo sumo. Las treinta empresas que obran actualmente en Castelfidardo y los igualmente por lo demás del territorio italiano tendrán un futuro si lograran, como hizo Paolo Soprano en el año 1863, a leer cuidadosamente los tiempos que estamos viviendo.